Artículos

Historia de Banshee - Historia

Historia de Banshee - Historia



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Banshee

(SwStr .: T 538, 1. 220 '; b. 20'4 ", dr. 10', B. 15 k .;
cpl.89; a.130-pdr.R., 212-pdr. S.B.)

El primer Banshee fue construido en 1862 por Jones, Qulggin and Co., Liverpool, Inglaterra, capturado por Fullon y Grand Gulf of ~ Wilmington, N.C., el 21 de noviembre de 1863, mientras intentaba ejecutar el bloqueo; adquirido el 12 de marzo de 1864 del Tribunal de Premios de Nueva York; y acondicionada como cañonera. El 14 de junio de 1864 se ordenó al teniente voluntario interino W. H. Garlield que tomara el mando de Banshee y se dirigiera a Wilmington, Carolina del Norte, para cumplir su deber con el Escuadrón de Bloqueo del Atlántico Norte.

Banshee sirvió con el Escuadrón de Bloqueo del Atlántico Norte hasta el 3 de enero de 1865, participando en el ataque a Fort Fisher (24 de diciembre de 1864). Se unió a la Flotilla de Potomac el 16 de enero de 1865 y fue vendida en Nueva York el 30 de noviembre de 1865.


Banshee

A banshee (/ ˈ b æ n ʃ iː / BAN -shee Irlandés moderno frijol sí, del irlandés antiguo: ben síde, pronunciado [bʲen ˈʃiːðʲe], "mujer del montículo de las hadas" o "mujer de las hadas") es un espíritu femenino en el folclore irlandés que anuncia la muerte de un miembro de la familia, [1] generalmente llorando, chillando o lamentándose. Su nombre está relacionado con los túmulos o "montículos" mitológicamente importantes que salpican la campiña irlandesa, que se conocen como lado (singular síd) en irlandés antiguo. [2]


La mujer que llora

La leyenda de La Llorona supuestamente ha perseguido a México desde antes de la Conquista. Su historia es de violencia, muy parecida al país cuyo sufrimiento a menudo se supone que representa. Cuidado con la mujer de blanco.

Un cementerio a la luz de las velas en el Día de los Muertos, Tzintzuntzan, México, 2010.

Una mujer mexicana, Juana Léija, intentó matar a sus siete hijos arrojándolos al Buffalo Bayou en Houston, Texas en 1986. Víctima de violencia doméstica, aparentemente estaba tratando de terminar con su sufrimiento y el de sus hijos, dos de los cuales murió. Durante una entrevista, Léija declaró que era La Llorona.

La Llorona es una figura legendaria con varias encarnaciones. Generalmente traducida al inglés como 'la mujer que llora', a menudo se la presenta como un tipo banshee: una aparición de una mujer vestida de blanco, a menudo encontrada junto a lagos o ríos, a veces en cruces de caminos, que llora en la noche por sus hijos perdidos. , a quien ella ha matado. El infanticidio a veces se realiza con cuchillo o daga, pero muy a menudo los niños se han ahogado. Su crimen suele cometerse en un ataque de locura después de haber descubierto que un amante o esposo infiel la deja para casarse con una mujer de mayor estatus. Después de darse cuenta de lo que ha hecho, generalmente se suicida. A menudo se la describe como un alma perdida, condenada a vagar por la tierra para siempre. Para algunos, ella es una mujer del saco, utilizada por los padres para asustar a los niños para que se comporten bien.

Esta historia popular ha sido representada artísticamente en varias formas: en cine, animación, arte, poesía, teatro y en literatura dirigida tanto a adultos como a niños. La leyenda está profundamente arraigada en la cultura mexicana y entre la población mexicana chicana de los Estados Unidos.

Los orígenes de la leyenda son inciertos, pero se ha presentado como de raíces prehispánicas. Se cree que La Llorona es uno de los diez presagios que predicen la conquista de México y también se ha relacionado con diosas aztecas. En el Códice Florentino, obra enciclopédica sobre los pueblos nahuas de México realizada durante el siglo XVI por el fraile franciscano Bernardino de Sahagún, encontramos dos diosas aztecas que podrían estar vinculadas a La Llorona. La primera es Ciuacoatl (mujer-serpiente), descrita como "una bestia salvaje y un mal presagio" que "aparecía de blanco" y que caminaba de noche "llorando y lamentándose". También se la describe como una "mujer de guerra". Esta diosa también podría estar relacionada con el sexto de los diez presagios que se registran en el códice como habiendo predicho la Conquista: la voz de una mujer que se escucha llorar por la noche, llorando por el destino de sus hijos.

Un códice posterior de un fraile dominico, Diego Durán, detalla los mitos de origen de los dioses aztecas y analiza una diosa, Coatlicue, que a menudo se vincula o se cree que es la misma que Ciuacoatl. Coatlicue (la de la falda de serpiente) era la madre de Huitzilopochtli, el dios azteca de la guerra. Durán la describe como "la más fea y sucia que uno pueda imaginar". Su cara estaba tan negra y cubierta de suciedad que parecía sacada del infierno ". Espera a que su hijo regrese de la guerra y llora y se lamenta por él mientras no está. Durán también proporciona detalles de algunos sucesos extraños antes de la Conquista que supuestamente habían preocupado a Moctezuma. Entre ellos se encuentra una "mujer que deambula por las calles llorando y gimiendo".

Aunque estos relatos cumplen con algunos elementos de la leyenda de La Llorona, necesitamos buscar a otra diosa para encontrar los vínculos con el agua y el infanticidio. Según el Códice florentino, Chalchiuhtlicue (la de la falda de jade) era la diosa de las aguas y la hermana mayor del dios de la lluvia, Tlaloc. Sahagún la describe como una que fue "temida" y "causó terror". Se decía que ahogaba a la gente y volcaba barcos. Las ceremonias en honor a los dioses de la lluvia, incluido Chalchiuhtlicue, implicaban el sacrificio de niños. Estas víctimas del sacrificio fueron compradas a sus madres y cuanto más lloraban los niños, más exitoso se pensaba que había sido el sacrificio.

La Llorona también se ha fusionado con La Malinche, traductora y concubina de Cortés. Como tal, a menudo se la retrata como una mujer indígena abandonada por un amante español. Sin embargo, hay muchos motivos europeos y del Viejo Mundo similares a los que también podría estar vinculada: la "mujer blanca" de la tradición germánica y eslava, la Lorelei y, por supuesto, la banshee. El tropo de la niña bárbara que mata a sus hijos después de ser traicionada por su amante y descartada por una mujer de mayor estatus o raza más "apropiada" también tiene sus raíces en la tradición griega, en la leyenda de Medea y Jason.

Es extraño que un mito tan omnipresente pueda tener características tan diferentes, pero aún así ser conocido por el mismo nombre. De hecho, las variaciones en la historia popular parecen ser geográficas, con diferentes regiones que tienen sus propias versiones ligeramente diferentes de la mujer que llora. Además, la leyenda ha cambiado con el tiempo, aparentemente para reflejar la
clima sociopolítico. Así como una fuente a menudo nos dice más sobre el autor que sobre el tema, podemos recabar mucho sobre los puntos de vista de los narradores cuando examinamos el desarrollo de esta leyenda en particular. No es hasta finales del siglo XIX y principios del XX que la historia popular se puede encontrar impresa. Sin embargo, cuando los miramos, lejos de encontrar una versión oficial, podemos ver claramente que muchos elementos de la historia de La Llorona cambian con el tiempo.

La llorona, una obra de 1917 de Francisco C. Neve ambientada durante el reinado de Felipe II (1556-98). La protagonista es Luisa. Tiene un hijo con su amante, Ramiro, el hijo de Cortés, que tiene un estatus social mucho más alto. Aunque llevan seis años juntos, Ramiro se casará con la adinerada hija de un juez. Luisa lo ignora y Ramiro cree que puede continuar su relación con ella, si se casa en secreto. Luisa se entera de la inminente boda de Ramiro por un pretendiente rival y se vuelve loca, no solo por la infidelidad de Ramiro y su decisión de casarse con otra persona por honor y estatus, sino por su deseo de quitarle a su hijo. Cuando viene a buscar a su hijo después de que ella rompe su boda, Luisa finalmente le dice que puede quedarse con la vida de su hijo y lo mata con una daga, ofreciéndole a Ramiro su cuerpo en un ataque de delirio, diciendo que ella lo mató después de que Ramiro había matado. su alma. Luisa es ahorcada por su crimen en una ejecución pública durante la cual es vilipendiada como bruja. Ramiro se presenta como muy arrepentido y muere de pena y pena cuando La Llorona parece perseguirlo.

La obra satiriza el sistema de clases hasta cierto punto y sobre todo las ideas masculinas del honor. La amante y el hijo de Ramiro son un secreto a voces entre la sociedad de la corte y los rumores de chismes que rodean su vida amorosa son un tema destacado en su falsa boda. No se gana el respeto de sus compañeros y la sociedad cortesana de la Nueva España se presenta como un lugar de puñaladas por la espalda y caos.

La historia parecería reflejar la vida en el México colonial. Aunque inicialmente había escasez de mujeres españolas en la Nueva España, lo que significaba que las uniones entre mujeres indígenas y hombres españoles eran bastante comunes y no estaban mal vistas, a finales del siglo XVI la población de mujeres europeas estaba en aumento y el estatus de indígena o mestiza las mujeres (mestizas) cayeron considerablemente. A su llegada a Tenochtitlán, los gobernantes imperiales de los aztecas ofrecieron mujeres, generalmente sus parientes femeninas, a los españoles y casarse con una heredera india se convirtió en un camino familiar hacia el éxito. La convivencia también era común y en algunos casos los hombres españoles se aprovechaban de la práctica indígena de la poligamia al tener varias concubinas.

El destino de estos indígenas y mestiza las mujeres estaban mezcladas. Algunas disfrutaron de estabilidad y de un estatus mejorado y, por lo tanto, se beneficiaron de estas uniones, pero la mayoría de las veces fueron dejadas de lado después de unos años por mujeres más jóvenes o, más a menudo, por una esposa española. Más alarmante es que los niños resultantes de la unión a veces fueron separados de sus comunidades indígenas o mestiza madres en una práctica que deriva de la tradición española de aliviar a las llamadas mujeres "descarriadas" de sus hijos. La historiadora Karen Vieira Powers explica que 'cuando esta práctica llegó al Nuevo Mundo y se aplicó a madres indígenas que habían tenido hijos con hombres españoles, su prescrita' inferioridad 'racial se combinó con la' natural 'inferioridad de su género a producir una actitud negativa generalizada hacia su capacidad para socializar adecuadamente a sus hijos. '' Este era más a menudo el caso de las hijas, ya que `` las dudas sobre la capacidad de las mujeres nativas para criar a sus hijos mestizo las hijas eran especialmente agudas, ya que el énfasis español en la pureza sexual no se valoraba en la sociedad mexica. '' Por lo tanto, generaciones de niños fueron criados como 'españoles' a pesar de su herencia mixta y se les enseñó a creer que la cultura indígena de sus madres era inferior.

La situación de los indígenas y mestiza las mujeres empeoraron. A finales del siglo XVI la disponibilidad de mujeres españolas significó que ya no era necesario crear esposas españolas honorarias de la mestizas y, aunque continuaron las relaciones mixtas, su legitimación disminuyó. En el siglo XVII incluso las mujeres criollas estaban perdiendo el estatus que les traía de su ascendencia europea debido a la llegada de tantas mujeres nacidas en España. El período colonial posterior también vio un creciente énfasis en la pureza racial, aumentando los disturbios y las rebeliones populares llevaron a la Corona a aprobar una legislación que limitaba los poderes de la población racialmente mixta. Estos incluían leyes sobre segregación y legislación que limita la herencia de mestizos de padres españoles.

En una versión de 1933 de la historia de La Llorona, una novela y un guión de Antonio Guzman Aguilera, el énfasis se desplaza de la diferencia de clases. El guión está ambientado en la década de 1930 y la atención se centra en los descendientes de Cortés, quienes, según se muestra, fueron maldecidos por la diosa de la muerte durante la Conquista. La Llorona manipula a la protagonista principal, Margot, y la tienta para que intente matar a su hijo con una cepa de meningitis, cuando se entera de que su amante, el padre del niño, se va a casar con un millonario estadounidense. Al igual que en la obra de 1917, la protagonista se vuelve loca con la idea de que su amante pueda intentar llevarse a su hijo, pero son las palabras de La Llorona las que están empujando a Margot a la locura. En este caso, La Llorona resulta ser la niñera indígena del niño, quien es asesinada por un médico que luego pasa a salvar al niño.

Hay algunos paralelismos entre esta versión y la obra de 1917: el médico que salva la vida de su hijo siempre había querido casarse con Margot pero, a diferencia de la historia anterior, aquí se enamoran y se casan, legitimando al hijo de Margot. Parece ser una metáfora de la unión del pueblo mexicano: la imagen final que se presenta es de las ruinas de Teotihuacán y un indio viejo y cansado yuxtapuesto con un avión volando por encima de su cabeza y un automóvil rápido, los cuales ahogan el sonido de El grito de La Llorona, que simboliza que la maldición ya se ha roto.

Aquí encontramos que Cortés se convierte en un foco, con su hijo en el papel del sinvergüenza. Esto está en consonancia con el aumento del sentimiento anti-español en México durante la década de 1930, más evidente en los murales de Diego Rivera que presentan la historia de México en el Palacio Nacional de la Ciudad de México. La Conquista y el período colonial se describen como una orgía caótica de violación, pillaje y destrucción de la forma de vida indígena. Cortés, en particular, está pintado como una caricatura fea, calva y enferma de piel gris. Sin embargo, lejos de limitar a los malos a los de ascendencia española, también encontramos que esta versión de la historia refleja la discordia contemporánea entre México y Estados Unidos, ya que los líderes posrevolucionarios desplegaron una retórica fuertemente antiimperialista y antiamericana. y política exterior que resistió la influencia de Estados Unidos. Mucho más sorprendente es el uso de la niñera indígena como villana. Sin embargo, esto fue un reflejo de la política implementada por el gobierno de Cárdenas en la década de 1930 en particular, que buscaba "no indianizar a México, sino mexicanizar al indio". Aunque, por un lado, la gloria del pasado indígena de México había sido durante mucho tiempo una parte importante de la identidad de la nación, también hubo un discurso que arrojó a la cultura indígena y a la india no como verdaderamente mexicana, sino más bien como impedimentos para la unificación de los pueblos indígenas. Nación mexicana, con mestizaje promocionado como la solución a este problema.

Versiones posteriores de la historia de la mujer que llora presentan al villano como España y han creado héroes en el mestizo y culturas indígenas. La obra de teatro en un acto de 1959 de Carmen Toscano, La llorona, por ejemplo, presenta una dura crítica de la Conquista y el período colonial, con especial atención al trato que los conquistadores españoles dieron a los indígenas. La conquista espiritual también se presenta como bastante caótica y, en general, la Nueva España se muestra como un lugar de caos con grandes tensiones entre el clero y las autoridades seculares. La protagonista es Luisa, una mestiza, y su amante, Nuño, es un conquistador español que se casa en secreto con Ana, una rica dama española, que planea regresar a España. No parece preocuparse por Luisa y tampoco está particularmente interesado en sus hijos. Luisa los mata a puñaladas y arroja sus cuerpos al canal sin mucho remordimiento. Nuño no parece afectado en absoluto por esto. Luisa es juzgada y ahorcada en la plaza principal de la ciudad, aunque antes de ser ejecutada da un monólogo afirmando que toda la sangre es igual y que como mestiza no sabe a dónde pertenece ni qué tradiciones adoptar. La pureza de sangre es un motivo a lo largo de la obra, los conquistadores no desean ensuciar las hojas de sus espadas con sangre india y Luisa exclama que Nuño solo desea casarse con Ana porque tienen la misma sangre. Luisa se alegra de que sus hijos estén muertos para que no sufran como ella: tener que trabajar como una esclava a pesar de la gloria de sus dos antepasados. Llora por sus hijos. Después de su ejecución, Luisa se venga cuando Nuño se derrumba y muere. Un poeta describe su alma triste y las ruinas de Tenochtitlan. Parecería que el abandono de Luisa representa el abandono de México por España, una vez agotada su tierra de recursos.

Aquí encontramos un retorno a muchas de las ideas expresadas en la obra de 1917, aunque las imágenes son mucho más explícitas y parecen ser representativas de las ideas del premio Nobel Octavio Paz. En su ensayo de 1950, El laberinto de la soledadPaz describe a La Llorona como "una de las representaciones mexicanas de la maternidad" y, como tal, se la presenta como un símbolo de la identidad mexicana. Esta identidad, según Paz, gira en torno a la visión que tienen los mexicanos de sí mismos como hijos de la Chingada. Paz explica que: "El verbo [chingar] denota violencia, un surgimiento de uno mismo para penetrar a otro por la fuerza… La Chingada es la Madre abierta, violada o engañada a la fuerza. los hijo de la Chingada es el fruto de la violación, el rapto o el engaño. '' Esta violación es la Conquista, cuyo símbolo por excelencia es La Malinche, o Doña Marina, quien a pesar de haber sido vendida como esclava y entregada a los conquistadores - y por lo tanto tener una agencia limitada de su propia - ha sido pintado como un traidor a "su pueblo". Esta visión anacrónica y altamente misógina que echa la culpa de la derrota de una civilización a los pies de una mujer (privada de sus derechos) se ha mantenido popular hasta el día de hoy. De hecho, el propio Paz afirma que "el pueblo mexicano no ha perdonado a La Malinche por su traición". Esto es ante la evidencia indiscutible de que los aztecas fueron derrotados por una fuerza española ayudada por miles de aliados indígenas, un hecho a menudo convenientemente olvidado en la cultura popular.

En el mito de la creación de México, La Malinche se ha convertido en Eva. En cuanto a su relación con Cortés, Paz insiste en que 'ella se entregó voluntariamente al conquistador, pero él la olvidó en cuanto se le acabó su utilidad' por lo que es fácil ver cómo podría fusionarse con la leyenda de los lamentos. mujer. El hecho de que ella le dio a Cortés un hijo también ha alimentado esta fusión: su unión simboliza el nacimiento de México como una nación de personas de raza mixta a la fuerza.

El desempeño anual de La llorona en el lago Xochimilco de la Ciudad de México presenta de manera más explícita la importancia de la leyenda como expresión de la identidad mexicana. Por ejemplo, un anuncio de la producción dice que: 'Nuestra nación nació de las lágrimas de La Llorona'. Esta versión de la obra tiene una duración de dos semanas a finales de octubre y principios de noviembre, coincidiendo con el Día de Muertos. celebraciones, y se ha realizado durante más de 20 años.

Hay temas similares expresados ​​en esta obra como en la versión de 1959 de Carmen Toscano. Los españoles nuevamente son los villanos y son bastante unidimensionales, mientras que las ceremonias indígenas son completamente higienizadas y totalmente pacíficas. Donde difiere, sin embargo, es que el personaje de La Llorona es ahora una mujer indígena, más que una mestiza. Sin embargo, de manera similar, también es seducida por un conquistador que luego se escapa con una dama española. La niña indígena se vuelve loca por la traición de su amante y se ahoga a sí misma y a su hijo por nacer en el lago.

Esta versión actual de la historia de La Llorona es otra repetición de la historia de Cortés / Malinche. La Llorona es retratada como una traidora a su pueblo al pasar información a los españoles, lo que conduce a su derrota. Esto ahora se ha convertido en un elemento común de la leyenda. Además de ofrecer un guiño a Doña Marina, la obra también contiene otro elemento de la historia popular, ya que se abre con una diosa madre azteca llorando un lamento por sus hijos como advertencia de la conquista.

Esta es la versión más completa de la historia de La Llorona. Aquí encontramos el tropo de la mujer plantada finalmente unido con la imagen de la diosa azteca junto con el acto de advertir a su pueblo sobre su inminente perdición y lamentar el nacimiento de la nación mexicana moderna a través de la mezcla de sangre. La productora afirma que es la versión "original" de la leyenda, pero la evidencia no acumula los códices en los que encontramos los supuestos orígenes de la historia popular que permanecieron inéditos hasta el siglo XIX. Además, el momento de la actuación es revelador.

Aunque en esencia el Día de Muertos de México es una versión de las fiestas católicas romanas del Día de Todos los Santos y los Días de Todos los Santos, el festival, que se celebra el 1 y 2 de noviembre, tiene orígenes cuestionados. Algunos piensan que es una tradición indígena apropiada por los colonizadores y otros como una práctica colonial que retrospectivamente ha reclamado un origen indígena para promover una identidad mexicana "pura". Según Paz, esta identidad gira en torno a la actitud distintiva y jovial de los mexicanos hacia la muerte, que se ve reforzada por las celebraciones del Día de Muertos. Sin embargo, las tradiciones familiares del Día de Muertos (decorar tumbas y construir altares en las casas dedicadas a los familiares fallecidos) son bastante diferentes a las exuberantes festividades que se exhiben en los centros de las ciudades para que disfruten los turistas.

El Día de Muertos es visto por los forasteros como el festival mexicano por excelencia y se ha convertido en una lucrativa atracción turística. Los ayuntamientos reciben financiación estatal para realizar exhibiciones elaboradas, procesiones, exposiciones y presentaciones teatrales con el fin de atraer visitantes. El pueblo de Tzintzuntzan fue uno de los 11 que el estado de Michoacán seleccionó a fines de la década de 1970 para promoción turística y hoy se ha convertido en uno de los destinos más populares para las celebraciones del Día de Muertos.

La evidencia sugeriría que La Llorona, como se la conoce ahora, es un mito bastante moderno que ha ido evolucionando a lo largo del tiempo y se ha utilizado desde finales del siglo XIX para reflexionar y comentar sobre la situación sociopolítica de México. Al presentar La Llorona durante las celebraciones del Día de Muertos, ambos con orígenes en disputa, pero se cree que son 'esencialmente mexicanos', se puede utilizar para presentar al mundo una nueva versión de la historia de México y una representación oficial de la identidad mexicana. .

Amy Fuller es profesor de Historia de las Américas en Nottingham Trent University. Este artículo se publicó originalmente con el título "La leyenda en evolución de La Llorona" en la edición de noviembre de 2015 de Historia hoy.


Cómo comenzó la leyenda de Bigfoot

En 1958, el periodista Andrew Genzoli de la Tiempos de Humboldt destacó una carta divertida, aunque dudosa, de un lector sobre madereros en el norte de California que & # x2019d descubrió huellas misteriosamente grandes. & # x201C Tal vez tengamos un pariente del Abominable Hombre de las Nieves del Himalaya, & # x201D Genzoli escribió en broma en su columna del 21 de septiembre junto a la carta.

Más tarde, Genzoli dijo que él & # x2019d simplemente pensó que las misteriosas huellas & # x201C hicieron una buena historia de domingo por la mañana & # x201D. Pero para su sorpresa, realmente fascinó a los lectores. En respuesta, Genzoli y sus compañeros Tiempos de Humboldt La periodista Betty Allen publicó artículos de seguimiento sobre las huellas, informando el nombre que los madereros le habían dado a la supuesta criatura que dejó las huellas & # x2014 & # x201CBig Foot. & # x201D Y así nació una leyenda.

& # x201C Hay varios mitos del hombre salvaje de todo el mundo, & # x201D dice Joshua Blu Buhs, autor de Bigfoot: la vida y la época de una leyenda. En el oeste de Canadá, la Primera Nación de los Sts & # x2019ailes tiene el & # x201CSasq & # x2019ets, & # x201D el supuesto origen de la palabra & # x201CSasquatch. & # X201D Tiempos de Humboldt historias en 1958.

& # x201C La gente luego regresa y busca en periódicos viejos y esas cosas y encuentra informes dispersos sobre un hombre salvaje aquí, un hombre salvaje allá, & # x201D, dice. & # x201CPero no & # x2019t se fusiona en una discusión general hasta la & # x201850s. & # x201D

A pesar de que los madereros culparon a Bigfoot de actos de vandalismo, Allen pensó que la mayoría de ellos no creía realmente en la criatura. Le parecía que solo estaban pasando historias con un & # x201 sabor legendario & # x201D. Aún así, la historia se extendió a los periódicos de todo el país, y el programa de televisión Verdad o consecuencias ofreció $ 1,000 a cualquiera que pudiera probar la existencia de Bigfoot.

Un molde de una pista a pie, obtenido en Bluff Creek, California, en el Instituto Bigfoot dirigido por Daniel Perez. (Crédito: Irfan Khan / Los Angeles Times a través de Getty Images)

& # x201C ¿Quién está haciendo las enormes pistas de 16 pulgadas en las cercanías de Bluff Creek? & # x201D, escribió Genzoli en una de sus columnas en octubre. & # x201C ¿Son las pistas un engaño humano? ¿O son las marcas reales de un enorme pero inofensivo hombre salvaje que viaja por el desierto? ¿Puede ser un animal de tamaño legendario? & # X201D

Una vez que la historia de Bigfoot & # x2019 se hizo pública, se convirtió en un personaje de las revistas de aventuras masculinas & # x2019 y de las novelas baratas de bolsillo. En estas historias, él & # x2014for Bigfoot era definitivamente un & # x201Che & # x201D & # x2014 era una criatura primitiva y peligrosa del pasado que acechaba en la naturaleza moderna. En la década de 1970, los pseudodocumentales investigaban su existencia y las películas lo presentaban como un depredador sexual.

En la década de & # x201880, Bigfoot mostró su lado más suave. Se convirtió en & # x201Casociado con el ecologismo y en un símbolo de la naturaleza que debemos preservar, & # x201D Buhs. Un gran ejemplo es la película de 1987 Harry y los Henderson, que retrataba a Bigfoot como una criatura amigable e incomprendida que necesitaba la protección de John Lithgow y su familia.

Entonces, ¿por qué ha persistido la leyenda de Bigfoot durante 60 años? & # x201CIt toma su propio impulso porque es un ícono de los medios, & # x201D Buh sugiere.

Así como nadie realmente necesita explicar que los personajes que se convierten en lobos durante la luna llena son hombres lobo, nadie necesita explicar quién sería un hombre-mono peludo saliendo del bosque. & # x201CIt & # x2019s es simplemente algo que & # x2019s es fácil de consultar, & # x201D Buh. Ese sería Bigfoot.

Acceda a cientos de horas de videos históricos, sin comerciales, con HISTORY Vault. Comience su prueba gratis hoy.


Banshee

Un ser sobrenatural irlandés del tipo fantasma. El nombre deriva del gaélico frijol si e implica "hada femenina". Suele ser posesión de una familia concreta, a un miembro o miembros de los que aparece antes de la muerte de uno de ellos.

T. F. Thistleton Dyer, escribiendo sobre la banshee en su libro El mundo fantasma (1898), afirma:

"A diferencia, también, de muchas de las creencias legendarias de este tipo, los relatos populares que la ilustran están relacionados con la evidencia de todos los sectores de la comunidad, muchos defensores ilustrados y bien informados se muestran entusiastas en su reivindicación de su realidad. Sin embargo, parecería que ninguna familia que no sea de un linaje antiguo y noble es honrada con esta visita del Banshee y, por lo tanto, su no aparición ha sido considerada como una indicación de descalificación a este respecto por parte de la persona a punto de morir. `` Si estoy bien informado '', escribe Sir Walter Scott, `` la distinción de un Banshee solo se permite a las familias del linaje milesio puro, y nunca se atribuye a ningún descendiente del normando más orgulloso o del sajón más audaz que siguió la bandera de Strongbow, mucho menos a los aventureros de fechas posteriores que han obtenido asentamientos en la Isla Verde. Así, una divertida historia está contenida en una elegía irlandesa en el sentido de que a la muerte de uno de los Caballeros de Kerry, cuando se escuchó al Banshee lamentarse por su fallecimiento en Dingle & # x2014, una ciudad portuaria, propiedad de esos caballeros & # x2014 # x2014 todos los comerciantes de este lugar se pusieron en estado de alarma por miedo a que el lúgubre y ominoso lamento fuera una advertencia de la muerte de uno de ellos, pero, como señala con humor el poeta, no había necesidad de que fueran Aunque, a causa de la desgracia, una familia puede ser derribada de una alta propiedad al rango de campesinos inquilinos, el Banshee nunca la abandona ni la olvida hasta que el último miembro se ha reunido con sus padres en el cementerio. O'Flahertys, Magraths, O'Rileys, O'Sullivans, O'Reardons, tienen sus Banshees, aunque muchos representantes de estos nombres se encuentran en la pobreza abyecta.

"'The Banshee', dice D. R. McAnally [en su libro Maravillas irlandesas (1888)], 'es realmente un alma incorpórea, la de alguien que en vida estuvo fuertemente apegado a la familia, o que tuvo buenas razones para odiar a todos sus miembros. Así, en diferentes casos, la canción de Banshee puede estar inspirada por diferentes motivos. Cuando la Banshee ama a aquellos a quienes llama, la canción es un canto bajo y suave que notifica, de hecho, la proximidad del ángel de la muerte, pero con un tono de ternura que tranquiliza al que está destinado a morir y reconforta a los sobrevivientes más bien como un más bienvenido que una advertencia, y con un tono de exultación, como si el espíritu mensajero le estuviera trayendo buenas nuevas convocado para unirse a la muchedumbre que aguarda de sus antepasados ​​[o] rs. Para un miembro condenado de la familia de los O'Reardon, el Banshee generalmente aparece en la forma de una mujer hermosa, "y canta una canción tan dulcemente solemne que lo reconcilia con su destino inminente". Pero si, durante su vida, el Banshee fue un enemigo de la familia, el grito es el grito de un demonio, aullando con deleite demoníaco ante la agonía inminente de la muerte de otro de sus enemigos.

"Por lo tanto, en Irlanda, la odiosa 'Banshee' es una fuente de pavor para muchas familias contra las que tiene enemistad. 'Parece', agrega McAnally, 'que una familia noble, cuyo nombre todavía es familiar en Mayo, es asistida por un Banshee de esta descripción & # x2014 el espíritu de una joven engañada, y luego asesinada por un ex jefe de la familia. Con su último aliento maldijo a su asesino, y prometió que lo atendería a él y a los suyos para siempre. años, el cacique reformó sus costumbres, y su crimen de juventud casi fue olvidado incluso por él mismo, cuando una noche, mientras él y su familia estaban sentados junto al fuego, los gritos más terribles se escucharon de repente fuera de los muros del castillo. Durante la noche los gritos continuaron como si el castillo estuviera asediado por demonios, y el hombre infeliz reconoció en el grito del Banshee la voz de la joven que había asesinado. A la noche siguiente fue asesinado por uno de los sus seguidores, cuando de nuevo los salvajes sobrenaturales Se oyeron cremas exultantes por su destino. Desde esa noche, se dice que la "odiosa Banshee" nunca ha dejado de notificar a la familia, con estridentes gritos de regocijo vengativo, cuando ha llegado el momento de uno de ellos ».

"Entre algunos de los casos registrados de la aparición de Banshee se puede mencionar uno relacionado por la señorita Lefrau, la sobrina de [Richard] Sheridan, en las memorias de su abuela, la señora Frances Sheridan. De este relato deducimos que la señorita Elizabeth Sheridan era creía firmemente en el Banshee, y sostenía firmemente que el que estaba unido a la familia Sheridan se oía claramente lamentarse bajo las ventanas de la residencia familiar antes de que llegaran las noticias de Francia sobre la muerte de la Sra. Frances Sheridan en Blois. Agregó que una sobrina de La señorita Sheridan la enfureció mucho al observar que como la señora Frances Sheridan era por nacimiento un chambelán, una familia de ascendencia inglesa, no tenía derecho a la tutela de un hada irlandesa y que, por lo tanto, el Banshee debió haber cometido un error. está el conocido caso relatado por Lady Fanshawe que nos cuenta cómo, cuando estaba de visita en Irlanda, a medianoche la despertó un fuerte grito fuera de su ventana. Al mirar hacia afuera vio a un joven y Otra mujer guapa, de cabello despeinado, que se desvaneció ante sus ojos con otro chillido. On communicating the circumstance in the morning, her host replied, 'A near relation of mine died last night in the castle, and before such an event happens, the female spectre whom you have seen is always visible.'

"This weird apparition is generally supposed to assume the form of a woman, sometimes young, but more often old. She is usually attired in a loose white drapery, and her long ragged locks hang over her thin shoulders. As night time approaches she occasionally becomes visible, and pours forth her mournful wail — a sound said to resemble the melancholy moaning of the wind … . Oftentimes she is not seen but only heard, yet she is supposed to be always clearly discernible to the person upon whom she specially waits. Respecting the history of the Banshee, popular tradition in many instances accounts for its presence as the spirit of some mortal woman whose destinies have become linked by some accident with those of the family she follows. It is related how the Banshee of the family of the O'Briens of Thomond was originally a woman who had been seduced by one of the chiefs of that race — an act of indiscretion which ultimately brought about her death."

The banshee is not confined to Ireland, since she is also the subject of folktales in the highlands of Scotland, where she is known as bean-nighe, or "little-washer-by-the-ford." She is said to be seen by the side of a river, washing the blood from the clothes of those who will die.

Fuentes:

Lysaght, Patricia. The Banshee. Dublin, 1986.

McAnally, D. R. Irish Wonders. 1888. Reprint, Detroit: Grand River Books, 1971.

O'Donnell, Elliot. The Banshee. London, 1919.

Yeats, W. B. Fairy and Folk Tales of the Irish Peasantry. London: Walter Scott, [1888].


Ireland’s Best Known Spirit – The Banshee

Since it’s Halloween week I decided to look at Ireland’s best known and most feared spirit, the banshee following on from our article on Did Halloween originate in ireland? The banshee is a female spirit and is considered to be an omen of death.

The banshee roams the countryside and can be heard wailing when she predicts a death. The word banshee comes from the Irish bean sí (pronounced ban-shee) which translates as woman of the fairy mounds. She can appear in a number of guises, as a young beautiful woman, a stately matron or as an ugly frightening hag. She is usually dressed in a grey or white hooded cloak. While not always seen, her mourning cries can be heard usually at night when someone is about to die. Those who claim to have seen her describe long hair which she runs a comb through, similar to tearing the hair out in anguish.

It is believed by many that she only appears to select number of families, namely the main Irish families the O’ Neills, O’ Connors, O’ Briens,O’ Gradys and Kavanaghs although this list varies depending on who is telling the story!

Coincidentally, I heard of an O’ Connor who had a brush with the banshee. He was cycling between Ballylongford and Tarbert in Co.Kerry when he heard the cries of the banshee by the ruins of Lislaughtin Abbey. I created a custom silver pendant of the Lislaughtin Abbey Window you can see that reminded me of the story.

While the banshee will not harm the person she encounters there is another Irish female spirit who isn’t nearly as benign! The Lianhan Sídhe (pronounced lan-hawn shee) is a beautiful woman who attracts men but this love will lead to their downfall.

W.B. Yeats described her in his book Fairy and Folklore of the Irish Peasantry

los Leanhaun Shee (fairy mistress) seeks the love of mortals. If they refuse, she must be their slave if they consent, they are hers, and can only escape by finding another to take their place. The fairy lives on their life, and they waste away. Death is no escape from her. She is the Gaelic muse, for she gives inspiration to those she persecutes. The Gaelic poets die young, for she is restless, and will not let them remain long on earth – this malignant phantom.

Mythology is a complex and fascinating part of Irish culture that has always been of interest to us. Some of the fairy stories and legends are so complicated they’re practically a historical dynasty! There are leprechauns, púcas and fairies that make up countless children’s stories as well as a host of more sinister creatures. In every part of the country there are different variations, omens and tales (some more believable than others) about each creature, particularly ways to keep them away or cause them to do harm to others (known as piseogs). Certain fairies were associated with certain powerful families throughout the country and their appearances have made their way into Gaelic folklore.

The Banshee is one of the more intimidating fairies. She is a fairy woman who appears at the site of an imminent death in the middle of the night and lets out a chilling, high pitched wail. As with all mythological stories and figures, she also appears in Scottish, Welsh, Norse and even American folklore in many different forms and doing many different death related things. Occasionally she is also known as the ‘Bean Chaointe’, or ‘crying woman’.

Origins of the Banshee

The origin of the Banshee is really quite ordinary compared to the tales that surround her. In medieval times, during funerals a woman would take on the role of ‘keener’. Keeners sang sad songs, called ‘caoineadh’ – the Irish word for ‘crying’ – at the graveside. There was good business to be made as a keener, as families would pay very well for a talented one. The best known ones always attended the funerals of the biggest and most well known people and were much sought after, as the more people mourning at a funeral, the greater the person was said to be. For the most powerful families it was a common belief that a ‘bean sidhe’, or ‘fairy woman’ would come to keen at the grave fairies presumably being more talented singers than any human. The Irish phrase became anglicised to ‘Banshee’ and over time the stories developed and morphed into what we know today. The fact that the keeners were paid in alcohol and often ended up as elderly alcoholic women that were banished from towns and villages also adds to the myth. The first known written record of a Banshee story is Sean MacCraith’s ‘Cathreim Thoirdhealbhaigh’, or ‘Triumphs of Turlough’.

Originally the Banshee appeared to people who were about to suffer a violent and painful death, such as murder. In later stories, she wailed outside their door at night (usually around wooded areas close by) but was rarely seen. Cynics and realists who claim the story to be nothing more than an old wives’ tale say that the wails are actually just barn owls or vixens calling in the night. If you’ve ever heard either animal, they do sound remarkably similar to a woman screeching! The Banshee was usually described as ugly elderly women dressed in white or grey with long silver hair, and occasionally took the form of a crow, stoat, hare or weasel – typical animals associated with witchcraft in Ireland.

Appearance and Behaviour

The Banshee comes in three possible guises depending on who you talk to or where the stories come from. More often that not she is a crouching hag with a horrible wrinkly face, although in other stories she is a beautiful, ethereal young woman or a stately matron type. In yet more stories she is referred to as the ghost of a murdered woman or a woman who died in childbirth. The three typical guises of the Banshee may respresent the three aspects of the Celtic goddess of war and death Badhbh, Macha and Mor-Rioghain.

In almost all cases, the Banshee has long silver hair that she is sometimes seen brushing with a comb. For this reason, some people would never pick up a comb lying on the ground for fear of being taken away by fairies. She wears a grey hooded cloak or the white sheet or grave robe of the dead, and her eyes are red from crying. Many believe that she can in fact take on any of the above forms and change from one to the other as she pleases.

Her cry seems to be the subject of much debate in Leinster, it is said to be so shrill that it shatters glass. Further north in Tyrone she sounds more like two boards being struck together, while in Kerry her call is ‘low, pleasant singing’. Whatever she sounds like, everyone agrees that she can be heard from a great distance. Some report hearing her cry for several nights in a row before a death occurred, while others say they heard her just once, on the night of the death. Her cry rises and falls and lasts for at least a few minutes, varying in intensity.

There have been alleged incidents when the Banshee cried for a person who was in perfect health, but was found dead within a week from some freak accident. The majority of her visits are paid at night, with a small few taking place at noon. The Banshee was usually thought to have once been a normal woman who enjoyed life, was incredibly beautiful and radiated happiness, but some great sorrow overcame her at some point in her life and she became a haggard old woman. She was seemingly very weary of mortals and would disappear at the first sign of any human activity. In fact, she didn’t seem to enjoy the company of anyone, mortal or not, and travelled as a solitary fairy.

When the Banshee moved from place to place, witnesses have heard a fluttering sound similar to birds flying. When she disappeared, all that would be left behind was a cloud of mist. There are several purported ‘Banshee Chairs’ around Ireland wedge shaped rocks where she would sit and cry for general misfortunes, if there was no death to be attended to that is! When a family emigrated, legend has it the Banshee would follow, or if she didn’t, she would stay at the family’s seat and lament their leaving there.

Other Manifestations

The Banshee was relatively harmless. Apart from the dread people felt at hearing her cry, the only other fearsome activities she seemed to get up to were knocking on doors or windows. However, there is a legend that her sister spirit, the Lianhan Sidhe or ‘sweetheart fairy’, was somewhat more malicious. She sought the love of mortal men, and their desire for her was so intense that they were driven to madness and ultimately destroyed.

There was also a similar manifestation of the Banshee known as the Bean Nighe, or ‘washing woman’, although this is more attributed to Scottish folklore than Irish. Instead of wailing and crying at night to warn someone of a death, she would instead wash the bloody clothes of the person about to meet their doom in a local water source. Her appearance was generally thought to be the same, although she was sometimes washing her own bloody clothes instead of someone else’s.

Associated Families

Many books on Irish fairy stories say that Banshees were particularly associated with families who’s names had Ó or Mac at the start. However, this doesn’t tell us much since practically every family name in Ireland at that time was an Ó or a Mac! On the other hand, some legends claim that she could only cry for five major families the O’Neills, O’Briens, O’Connors, O’Gradys and Kavanaghs.

The great O’Briain family were said to be frequented by a Banshee with the name of ‘Eeevul’ (sounds a bit too much like ‘evil, doesn’t it?), who ruled 25 other banshees that followed her wherever she went. This gave rise to the belief that if several banshees were heard at once, it meant the imminent death of someone very powerful.

The O’Donnell family’s Banshee apparently lived on a rock overlooking the sea at Dunluce Castle. She cried not specifically for one death, but for all the misfortunes the family had ever had and ever will have. The O’Neill’s Banshee would cry out from the Coile Ultagh (Ulster Wood) and could be heard from the other side of Lough Neagh, where their castle stood. Her name was Maeveen and she even had a special room set aside for her in the castle.

There are two contradictory reasons why the Banshee followed these great families some believe that she did so purely to bring misery on them with her incessant wailing, while others believe she was a friend of the family who was utterly distraught at their having lost someone they loved.

Famous Stories

As well as warning families of an upcoming death, the Banshee also liked to cry at the crowning of a true king. One reported case of this happening was at the crowning of legendary Brian Boru who overthrew the O’Neills and began the O’Brien dynasty. Possibly the only example of a human Banshee appearance was in 1437, when a woman purporting to be a ‘seer’ approached King James I of Scotland and correctly predicted his murder at the instigation of the Earl of Atholl.

In 1801 the Banshee paid a visit to the Commander in Chief of the British forces in Ireland. He had attended a party at Dublin Castle and invited a few guests back to his home in Mount Kennedy, Co. Wicklow, afterwards. These guests, Sir Jonah Barrington and his wife, woke up at 2.30am to what he described as ‘plaintive sounds’ coming from outside his window. His wife and a maid were also awoken by it, and the sound later turned into the name ‘Rossmore’ being screeched three times. The next morning, they were told that a servant, having heard odd sounds from Rossmore’s room at 2.30am, entered to find him dying. Spooky!

Have a listen to this barn owl screeching, and tell us if you believe the Banshee myth or not.

Clare County Library has also posted some first hand accounts of supposed Banshee incidents, which you can find here.


QUICK SHIFTS: Future C8s, Banshee History, Four-Rotor C8 Project, Harley Earl WWII Manuals, Dream Cruise is On, and More!

Welcome to Quick Shifts! Quick Shifts is a content feature here at CorvetteBlogger featuring links to Corvette and automotive-related stories of interest. This weekend’s reading and viewing material includes a look ahead at the C8 Z06, the Pontiac Banshee, a Rotary-Powered C8, Harley Earl’s WWII pilot training manual, the Dream Cruise, Toyota killing its V8s, and a 100-year-old comparison test.

This month’s Car and Driver was there annual “cars with waiting for” issue. The cover car was their idea of what the C8 Z06 will look like from the front. Inside they detailed what to expect from the hotly anticipated mid-engine Corvette variant complete with the best render that we’ve seen so far. Now all of that great info has been posted to their site. What really stood out is how non-speculative all of their wordage is like they are certain that the Z will have the C8.R-derived atmospheric, DOHC, flat-plane-crank engine that we have been dreaming of. Even more impressive is that they wrote it all long before this week’s big leak.

This week we also detailed the once-in-a-lifetime opportunity that is just waiting to be seized. The lone example of Pontiac’s Banshee I is up for grabs at a Kia Dealership right now! Our buddies over at Hagerty actually got to drive the C3 precursor. Read about their drive along with an outstanding history of John DeLorean’s quest to greenlight a beautiful Pontiac sports car right here.

Next up, we have a great piece from Motor1 where they detail a madman’s four-rotor C8 project. The madman in question is Wankel Engine expert, Rob Dahm who can be seen in this older clip explaining how “The Spinning Dorito” works as a prequel for those who are unfamiliar with how the rotary engine works. If all of this sounds vaguely familiar to your Corvette-Aficionado brain, Motor1 does a good job refreshing that memory with a quick history lesson on XP-882, the Aerovette, which, once again, heavily features Mr. Delorean as a key player. Check out the story by following this link or watch the video here:

Back to Hagerty and a legendary GM executive with our fourth gear story about Harley Earl’s work on a WWII pilot training manual. It is an outstanding story with really cool illustrations from the manual that hits a little closer to home during our current, strange, slightly reminiscent of war time, pandemic. We give this one a “must-read” rating!

The Detroit Free Press brings some good news to fifth gear this week! They are reporting that, unlike every other event that we can think of, the Woodward Dream Cruise is going to continue as scheduled! We will see if the organizers’ stance holds up in the coming months but as of now, the cruise is a go for August 15th. If they do proceed and things aren’t significantly better by then, it will be an interesting case study, to say the least. As the only show in town, it could either bring record crowds, or maybe folks will still be safe at home and the whole thing will look like it was actually canceled. Read the full story on freep.com.

Last week’s sixth gear detailed Ford’s decision to put their best engine out to pasture for the 2021 model year. This week, The Drive is reporting another group of V8 casualties. This time it is Toyota that will be phasing out all of their examples, including the excellent, naturally aspirated 5.0 found in the Lexus RC-F, LC500, and GS-F. Even if none of these cars really float your boat, it is a bit of a downer every time a manufacturer decides to downsize and turbocharge (or “Ecoboost” if you will) as a replacement for the greatest engine layout in the history of internal combustion. Read about it here and if you want a V8 Land Cruiser, you’ve only got three years left to snag a new one!

We are going to take you further back in time than we ever have for Reverse this week with the help of our friends at Automobile. They did a fascinating comparison test of 100-year-old cars this week. The contenders in this gas v. electric showdown are Ford’s iconic Model T and a Detroit Electric Model 90 Coupe. This is one of the most unique head to heads that we’ve seen on a car site for a long time and we hope you enjoy it!


There are many tales of ghosts that roam the dark brooding fortress of Dunluce Castle (Irish Gaelic – Dún Libhse). This famous Celtic Dunluce Castle stands on a rocky crag on the northeast coast of the island of Ireland in County Antrim. Parts of the castle, which was the headquarters of the Clan MacDonnell, date back to the fourteenth century.

First built by the Irish noble Richard Óg de Burgh in the thirteenth century, the earliest documented records from 1513 show that at that time it belonged to the MacQuillan family before being taken by the MacDonnell’s. However, the outcrop on which it stands has a history of human involvement that goes back many centuries to ancient times. The site of Dunluce Castle has been seen as significant both spiritually and strategically and has often been fought over.

Many people have met their deaths on this rock that stands high above the sea with sheer dropson all sides. Now the ruined castle on its summit can only be reached by a narrow bridge from the mainland. Within its cold grey stone walls there have been reports of ghostly sightings and apparitions for hundreds of years.

One such story is that of Maeve Roe, thought to be the only daughter of Lord MacQuillan. Defying his wishes to become betrothed to Richard Oge, MacQuillan had her held in the north eastern turret of the castle. Maeve had given her heart to another, Reginald O’Cahan and every day and night she looked out of her prison in the hope that he would come for her.

It was a dark and stormy night when Reginald O’Cahan did eventually come to the castle to rescue his love. With the wind whistling through the battlements of Dunluce Castle and beating against the thick stone walls the couple secretly fled the fortress. Into the cold night air they descended to a large cave that opened in the rocks below Dunluce.

Their spirits high the two lovers set out in a small boat to cross the turbulent seas towards the seaside settlement of Portrush (Irish-Port Rois). Fighting against the white topped waves the small boat was tossed mercilessly by the cruel sea. Pushed in all directions, this way and then that, the little vessel eventually succumbed and wasthrown against the rocks. Maeve Roe and Reginald O’Cahan clung together as they sank down into the cold salty depths.

It is said that the body of Maeve was never recovered from her watery grave. Although her earthly remains have gone forever, the story of the love of Maeve Roe can never be forgotten. For her spirit haunts the dark wind swept ruins of Dunluce Castle. On dark stormy nights visitors to the castle come back with strange stories of disturbing heart rending wails and screams coming from the Northeast Tower also known as MacQuillan’s Tower.

Those that know the history of Dunluce Castle will be able to tell them exactly the source of these frighteningly sad cries. Lamenting her lost life and love, it is the ‘Banshee of Dunluce Castle’ Maeve’s sad and troubled soul forever looking out across the sea from her prison tower in a haunted Celtic Dunluce Castle, searching for a rescue that will never come.


Banshee

In Irish folklore, a "bean sidhe" (literally "woman of fairyland") was not a welcome guest. When she was seen combing her hair or heard wailing beneath a window, it was considered a sign that a family member was about to die. English speakers modified the mournful fairy's Irish name into the modern word banshee - a term we now most often use to evoke her woeful or terrible or earsplitting cry, as in "to scream like a banshee," or attributively, "a banshee wail."


Instantánea histórica

The McDonnell F2H Banshee fighter, immortalized by James Michener in his novel, The Bridges of Toko-Ri, was similar in design and appearance to the FH-1 Phantom, but it had twice the power and carried bombs as well as rockets and cannons. McDonnell Aircraft Corp. built 895 Banshees, and they established the company as a new star in the U.S. aircraft manufacturing industry.

The Banshee was a multimission aircraft used as a day fighter, as a night fighter and for photoreconnaissance a variant was specially strengthened to carry nuclear weapons. It went into combat in 1951 and served as one of the principal fighters with the Navy's Seventh Fleet for the duration of the Korean War.

The F2H-2 Banshee included 200-gallon (757-liter) fuel tanks for the wingtips. By installing the engines in the expanded wing roots next to the fuselage, engineers reduced aerodynamic drag. In 1949, an F2H-2 set a jet altitude record of 52,000 feet (15,000 meters).


Ver el vídeo: LUCCAS SE APAIXONOU PELA BRUXA COM A POÇÃO DO AMOR CASARAM (Agosto 2022).